Tarta de tomates y queso

Aunque hay algunas variedades más tempranas, la temporada de tomate es de julio a
septiembre, aprovechando ahora que encontramos tomates de huerto llenos de sabor es el
momento para preparar todo tipo de recetas.
Esta tarta se parece bastante a la quiche al llevar leche y huevos en los ingredientes del
relleno. Es muy sencilla de preparar y muy práctica porque vamos a utilizar como molde una
sartén antiadherente. Recién salida del horno se puede servir directamente a la mesa.


Para 4-6 personas:
Tiempo: 2 horas


Ingredientes:
Para la masa:
200 gr de harina normal
4 gr de sal
120 gr de mantequilla ablandada cortada a dados
1 huevo M
2 c. soperas de agua helada
Para el relleno:
3 huevos L
250 ml de leche evaporada
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de romero seco
½ cucharadita de cebollino seco
120 gr de queso rallado (gruyere, curado….)
300 gr de tomates cherry variados
Pimienta al gusto
Hojas de albahaca para decorar.


Preparación:
Empezaremos preparando la masa poniendo en el cuenco del procesador o amasadora la
mantequilla a dados junto con el huevo y mezclamos 15 segundos.
Incorporar el agua helada y mezclar 5 segundos.
Añadir de golpe la harina y la sal, y mezclar hasta que se integren todos los ingredientes, no se
tiene que amasar.
Unir la masa en forma de bola, envolver en film transparente y guardar en el frigorífico
mínimo una hora.
Engrasar con mantequilla la sartén de 24 cm y espolvorear con un poco de harina
Sacar la masa del frigo y espolvorear la mesa de trabajo con un poco de harina.
Estirar con el rodillo la masa formando un círculo, enrollar la masa en el rodillo y colocar
encima de la sartén
Con ayuda de los dedos acabar de colocar la masa y cortar el resto de la masa sobrante.
Pinchar con un tenedor, colocar encima papel de horno y cubrir con legumbres secas para que
tenga peso y no pierda su forma.
Hornear a 200ºC durante 10 minutos, sacar el peso y el papel de horno y dejar enfriar.
En un cuenco batir los huevos con la leche evaporada.
Salpimentar al gusto y añadir el queso rallado junto con las hierbas aromáticas. Reservar la
mezcla.
Lavar los tomates y cortarlos por la mitad. Reservar.
Verter sobre la masa horneada la mezcla de huevos y leche evaporada. Colocar los tomates de
forma que cubran toda la superficie.
Hornear la tarta a 180ºC alrededor de 30-35 minutos o hasta que el relleno esté cuajado.

No Replies to "Tarta de tomates y queso"

    Leave a reply