Albóndigas de merluza en salsa verde


Las albóndigas es un plato que siempre triunfa en todas las casas. Aunque las más populares
son las de carne, estas albóndigas de merluza en salsa son un clásico de muchas cocinas por el
resultado que tienen.
Estas albóndigas también se preparan como cualquier guiso, por lo que quedarán más
sabrosas cocinadas de un día para otro ya que mejoran en textura y se intensifica su sabor.

Para 6 personas
Tiempo: 60 minutos
Ingredientes:
Para las albóndigas:
700 gr de merluza a lomos sin espinas ni piel.
60 gr de miga de pan con un poco de leche para mojarla
5 hojas de salvia picadas
1 huevo
2 cucharadas soperas de pan rallado
Sal y pimienta
Harina para rebozar
Aceite de oliva para freír
Para la salsa:
Aceite de oliva
1 cebolla
1 diente de ajo
Caldo de pescado
50 ml de vino blanco
1 cucharada de harina
Un buen manojo de perejil picado
150 gr de guisantes


Preparación:
Hervir los guisantes el tiempo que indique el fabricante. Escurrir y conservar en agua fría para
que mantengan su color.
Cortar los lomo de merluza a tiras y después picar a cuchillo a trocitos pequeños, quedará
mejor que triturada para encontrar pequeños trozos. Colocar en un bol grande.
Mojar la miga de pan con la leche, triturarla y añadirla al bol de la merluza picada, añadir
también el huevo un poco batido, la salvia picada, el pan rallado, sal, pimienta y mezclar todo
bien.
Colocar el caldo en un cazo y poner a calentar a fuego muy bajo.
En una cacerola baja de 28 cm poner un poco de aceite de oliva y agregar la cebolla y el ajo
finamente picado y salpimienta, dejar que se cocine unos minutos.
Agregar el vino y dejar que evapore el alcohol.
Añadir el caldo, el perejil picado y bajar el fuego un poco, rectificar de sal si hace falta.
Formar las albóndigas del tamaño deseado pero que sean todas de peso similar.
Pasar por harina y freír en aceite para sellarlas. A medida que se van sacando de la sartén
pasar directamente a la cacerola con la salsa.
Cuando estén todas las albóndigas tapar la cacerola y llevar a ebullición a fuego mínimo.
Agregar la harina diluida en agua fría y mover la cacerola en movimientos vaivén para que se
integre y espese la salsa.
Por último agregar los guisantes cocidos y volver a mover la cacerola para que se integren en
el guiso, dejar unos minutos más en el fuego y las albóndigas estarán listas.

No Replies to "Albóndigas de merluza en salsa verde"